Seleccionar página

En los diez años de nuestra terapeuta Amparo Vázquez ha trabajado con niños, utilizando la terapia cráneo-sacral, ha observado los siguientes efectos positivos en distintos trastornos:

  • Trastorno Múltiple del desarrollo:

Objetivos: Reducir el nivel de impulsividad, agresividad. Favorecer las relaciones sociales. Eliminar el tratamiento farmacológico.                                                                                                                                                                                 – Se trabajó durante 3 años.
– Los tres primeros meses las sesiones eran diarias.
– A partir del cuarto mes las sesiones se van reduciendo hasta establecer una periodicidad de dos sesiones semanales.
Resultados: La ansiedad fue lo primero en reducir significativamente (a los
cuatro meses). El tratamiento farmacológico se consigue eliminar a los dos
años, cuando aprende a manejar su conducta impulsiva, reduciendo la
agresividad.

  • Trastorno de Hiperactividad:

Objetivos: Reducir el nivel de impulsividad. Controlar la conducta desafiante. Eliminar la agitación psicomotriz durante el sueño. Reducir la conducta compulsiva con la comida. Reducir los tics motores.
– Se trabajó año y medio
– Dos sesiones a la semana, durante los cuatro primeros meses.
– En los siguientes seis meses, las sesiones son una vez a la semana.
– El resto del tratamiento se establece con sesiones cada quince días y en el periodo de seguimiento son una al mes.
Resultados: La ansiedad es lo primero que se reduce significativamente. La conducta impulsiva y desafiante se maneja mejor, su disposición a la terapia es positiva y el entorno familiar mejora.
– Losniñoscon trastornos del sueño consiguen dormir bien.
– Los tics motores se reducen significativamente.

  • Trastorno obsesivo compulsivo:

Objetivos: Reducir la ansiedad. Ayudar al manejo de las conductas compulsivas y de neutralización. Eliminar la conducta agresiva del rechazo al malestar.
– Se está trabajando actualmente.
– Las sesiones son dos a la semana.
Resultados obtenidos hasta ahora: La ansiedad se ha reducido en dos meses. La conducta agresiva disminuye en frecuencia , duración y la medicación indicada para esta conducta se ha reducido.